lunes, 30 de enero de 2017

Star Wars - Sombras del Imperio

En la década de los 90 hubo una expansión del material existente de Star Wars, creando nuevas historias creando lo que, hasta hace poco, era el "universo expandido" de la franquicia. En medio de este crecimiento, "Sombras del Imperio" supuso un proyecto multimedia que, a través de novelas, cómics, videojuegos, juegos de cartas coleccionables y hasta bandas sonoras, exploraba el periodo concurrido entre "El Imperio Contraataca" y "El Retorno del Jedi". Hoy repasamos el grueso tomo de cómic que Planeta-Agostini publicó en tapa dura recogiendo las historias de esta etapa.

El tomo recoge tres arcos argumentales, siendo la primera la propia historia de "Sombras del Imperio". En ella, Darth Vader centra sus esfuerzos en localizar a Luke, mientras este y sus amigos tratan de localizar a Boba Fett y su prisionero, Han Solo congelado en carbonita. El tercer elemento de la historia será la presencia del Principe Xizor, líder de la organización criminal Sol Negro, que en sus tratos con el emperador intenta conspirar para debilitar la posición de Vader. La trama de Boba Fett, acosado por otros cazarrecompensas (los mismos que en "El Imperio Contraataca" contrata el imperio para localizar el Halcón) que quieren cobrar la recompensa por Solo, es la más emocionante, a pesar de presentarnos a un Boba Fett bastante más locuaz de lo que recordamos en la película, pero mucho más mortífero y resolutivo (reconozcamoslo: Boba Fett en las películas apenas hace nada). La conspiración de Xizor tiene puntos interesantes, pero profundiza poco en los entresijos y las tramas, para mi gusto, siendo más interesante la actitud de Vader, utilizando a un esbirro, Wrenga Jixton, para infiltrarse en la organización de Jabba el Hutt. A pesar de que la historia en general está bien y tiene aspectos interesantes para alimentar el universo Star Wars, el lector puede quedarse con la sensación de que falta algo, y es que efectivamente, el cómic completa la acción narrada en la novela homónima, la cual, a pesar de ser más completa, también deja por si sola esa sensación de cierto vacío que se rellena con el cómic. John Wagner (escritor) abarca muchos personajes, y el mejor parado es Boba Fett, mientras que con el resto nos quedamos con un sensación de que están incompletos. El dibujo de Kilian Plunkett es interesante, plasma muy bien los retratos de los actores tan conocidos, y aunque no resulta un dibujo limpio o a veces no sean trazos muy detallados (más bien, muchas veces, esbozos), si es muy efectivo y acorde a la narración.

La imponente presencia del principe Xizor hará frente a la del mismísimo Darth Vader.
El segundo arco argumental se centra en la historia de Mara Jade "Por la Mano del Emperador". Aquí conocemos a la peligrosa pelirroja, su devoción por el emperador y como cae en desgracia con la caida de Palpatine. Yssane Isard, la estricta directora de Inteligencia del Imperio, desconfía de ella al no conocer nada de su pasado, encerrandola. Mara Jade inicia su fuga, al tiempo que intenta corregir un error de su pasado. Una interesante narración de las aventuras de la pelirroja, una carta de presentación muy interesante para uno de los personajes más queridos del universo expandido, pero que poca relación guarda con las "Sombras del Imperio". En todo caso, el cambio en la vida de Mara sirve para reflejar el cambio vivido en todo el Imperio con la muerte del emperador. Los dibujos de Carlos Ezquerra son los más destacados del tomo, mucho más cuidados y vistosos.

Yssane Isard, la gran antagonísta de Mara Jade en su historia.
La última miniserie incluida en el tomo es "Sombras del Imperio: Evolucións", centrado en Guri, la guardaespaldas personal de Xizor, un androide replica de humano altamente perfeccionado que intenta eliminar su programación´asesina. Perseguida por cazarrecompensas, su camino se entrecruza con los héroes fílmicos cuando estos intentan frenar la guerra entre bandas que ocasionó la caida de Xizor. La historia es la más floja de las tres, con un ritmo un tanto descuidado, y el dibujo de Ron Randall se me antojan más flojos y sencillos. Algunas ilustraciones de Guri muy destacables, pero a la hora de retratar a los protagonistas de las películas queda un dibujo un poco torpe, y algunos alienígenas se ven incluso desproporcionados.

No es que esté Guri mal dibujada, pero me resulta un poco simplista...
La edición de Planeta Agostini, a pesar de lo gruesa, es cómoda y manejable, en tapa dura y bien maquetada. A pesar de alguna flojera en las historias, es un material interesante para todo fan de Star Wars (aunque ahora, y hasta que Disney diga lo contrario, ni Xizor ni Dash Rendar ni Mara Jade ni Guri sean canon), en una de las etapas más interesantes de la franquicia.