lunes, 28 de noviembre de 2016

Guardianes de la Galaxia

Después de años leyendo cómics, me encuentro con que Marvel va a sacar una película sobre un grupo cuyo nombre me sonaba remotamente, pero del que me sentía incapaz de decir nada concreto sobre ellos. "Los Guardianes de la Galaxía" me sonaba a serie menor que tuvo su aparición en un pasado remoto y que pasó por el universo comiquero sin pena ni gloria. Pero en pleno auge de las cintas de superhéroes, nos presentaron la película a lo grande. Nos iban a salir los Guardianes por las orejas. Y ha sido un pelotazo magnífico.


A finales de los 80, el joven Peter Quill es abducido por una nave alienígena poco después de la muerte de su madre, desapareciendo de la tierra. Años después, el niño se ha convertido en un aventurero, un granuja que merodea por la galaxia, codeándose con los bajos fondos interestelares bajo el sobrenombre de Star Lord. En un planeta desértico, perdido en unas ruinas, saqueándolas en busca de objetos valiosos, encuentra un poderoso artefacto codiciado por multitud de facciones y por el que se convertirá en un fugitivo perseguido por todos. En su huida, y de distintas maneras cada cual más estrafalaria, se unirá a un poco ortodoxo grupo de cazarrecompensas, rufianes, saqueadores y asesinos. en cuyas manos caerá el destino del universo.

Y esta gentuza es la que tiene que salvar al universo...

La película es una cinta de acción entretenida, divertida y llevada con buen ritmo. Así de entrada, no se le puede pedir mucho más. Pero cuenta con una serie de aciertos que la hacen especialmente interesante dentro del cine palomitero. De entrada, los efectos especiales son muy espectaculares y bien llevados, en particular en lo referente a algunos de sus protagonistas más complicados de llevar a la gran pantalla, como son Groot y Mapache Cohete. La película mantiene un ritmo dinámico y muy entretenido, que se ve reforzado por la habilidad que tiene de crear magníficos y divertidos momentos anti-climax, muchos de ellos creados tan solo por el uso de la música. Como muestra, la primera escena de la película, en la que en medio de la bruma, en un planeta desértico y abandonado, la música ambiental de suspense épico, Star Lord entra en las ruinas y pulsando un botón... comienza a sonar la música disco de su walkman. Rompiendo esquemas, ambiente y ritmo, los anti-climax añaden un punto de originalidad y diversión a la película.

Mención particular merece el variopinto grupo de personajes: un mapache psicópata modificado genéticamente para ser super-inteligente, un ser arbóreo con dificultades para comunicarse (solo sabe decir "Yo soy Groot"), una asesina profesional hija adoptiva de Thanos (el malo malote oculto en las sombras que mueve los hilos), un herculeo guerrero con ansias de venganza y poco seso, y un humano, rufián con buen corazón, de enigmático origen. Juntos pasarán de repartirse mamporros mutuamente a convertirse en una piña.

El Titán loco Thanos, el autentico poder en la sombra, preparandose para su próxima entrada triunfal...
La película ha tenido tan buena acogida de público y crítica que "Los Guardianes" han pasado de ser un grupo apenas conocido por los más frikis-gafapastas-enciclopedias-con-patas ha ser icono superventas. Con el toque perfecto de humor, mucha acción, personajes carismáticos, ha sido uno de los grandes pelotazos de Marvel en los últimos tiempos. Y ahora, nos toca esperar ansiosos la segunda parte, que promete meternos de lleno en la fase final del universo Marvel cinematográfico, presumiblemente con muchos cross-over con otros personajes. votar