lunes, 7 de noviembre de 2016

El Despertar de la Fuerza

Ya, ya, llega bastante tarde, pero teniendo el blog como lo he tenido de abandonado, no es de extrañar. Pero frikazo como soy de Star Wars, no podía pasar la oportunidad de reseñar el Episodio VIII, al menos antes de que salga Rogue One y el Episodio IX...


Han pasado 30 años desde la muerte del Emperador y la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte. Lejos de encontrarse en un periodo de paz, la galaxia sigue inmersa en la lucha entre el Primer Orden, surgido de las cenizas del Imperio, y la Resistencia, los héroes de la libertad que antes conformaban la Alianza Rebelde. Luke Skywalker está desaparecido, y encontrarle parece ser una prioridad para ambos bandos. La clave de su localización cae en manos de un pequeño androide, BB-8, que debe separarse de su amo Poe Dameron en un ataque del primer orden, donde este cae prisionero. BB-8 consigue huir para perderse en un desierto en el abandonado planeta Jakku, donde la suerte hace que encuentre a Rey, una recolectora de chatarra, cambiando el destino de ambos.

Si sigo contandoos el argumento os destripo la película y no es mi intención, aunque imagino que todos conoceis ya los sucesos y personajes de la misma. Junto al piloto Poe Dameron, al carismático droide BB-8, la recolectora con pasado desconocido Rey, se suman Finn, un soldado de asalto renegado, Kylo Ren, un caballero Ren del Lado Oscuro (no un Lord Sith, ojo, es otra cosa...) y aunque sea un poco de refilón, los personajes de la trilogía clásica: Han Solo, su fiel compañero Chewbacca, la General (que no princesa) Leia, los droides R2D2 y C-3PO y por supuesto, Luke Skywalker.

Nuevos personajes junto a los ya conocidos...

En general la película está bien. Sin muchos alardes, con muchos "peros", criticable por algunos, pero debo decir que me gusto, pasé un rato entretenido viéndola. Es Star Wars. Entretenimiento galáctico, naves, explosiones, bichos raros, la Fuerza... todo está ahí. ¿No es genial? Bueno, no lo creo. De entrada, toda la estructura de la película recuerda demasiado al Episodio IV (incluso Kylo Ren imita descaradamente a Darth Vader): Robot con importante información abandonado que encuentra a joven [SPOILERS ON] promesa de la fuerza de pasado oscuro y enigmático que emprende viaje iniciático con inesperados compañeros, para enfrentarse a los malos que tienen una máquina de destruir planetas[SPOILERS OFF], todo aderezado con sus duelos de sables de luz y su batalla espacial final. Poco riesgo ha corrido el señor Abrams, ni siquiera en el argumento. Sí ha sido inteligente al utilizar el reclamo de la nostalgia, introduciendo a los personajes clásicos y a las naves ya conocidas (pocas diferencias hay entre el X-Wing clásico y el nuevo), en vez de intentar crear nuevas naves que compitan con las ya carismáticas y conocidas. Pero en este punto también flaquea, ya que excepto Han Solo, la aparición del resto de personajes es secundaria, [SPOILERS ON] con especial sorna de Luke, que solo aparece en la ultimísina escena de la película, y sin pronunciar palabra. Me gustaría saber cuanto ha cobrado el bueno de Mark Hammill por su papel...[SPOILERS OFF]. Y en cuanto a los nuevos, Poe Dameron hubiera dado mucho más juego y se queda en una aparición de refilón, ya que desaparece durante casi toda la película, Chewie no pinta nada, pero menos pinta la aparición de Max Von Sydow, la Capitana Phasma apenas merece mención especial, el Canciller Supremo aparece solo para saber que está ahí, pero nada más... Finn, Rey y Kylo Ren acaparan el protagonismo de la cinta (y BB-8, por supuesto, de lo mejor de la película), pero determinadas cosas resultan algo forzadas. Rey es un personaje interesante pero su evolución es demasiado rápida y poco creíble, y Kylo Ren mantiene el tipo con las máscara puesta, pero cuando se la quita, parece el empollón pringaillo de la clase que se ha crecido. No tiene la presencia como para encarnar a un señor del mal.

¿Que nave podría competir con el Halcón en cuanto a carisma se refiere?
Pero sin querer centrarme solo en los puntos criticables, la película en muy dinámica, con unos efectos especiales muy interesantes (mucho decorado a la vieja usanza, en vez de tirar de ordenador para crearlo todo), el tirón nostálgico bien llevado, una banda sonora a la altura (firmada por John Williams, lo que se agradece) y nuevos personajes con carisma a los que seguir en las nuevas entregas. A pesar de las lagunas en la originalidad de la cinta, moderniza el concepto de Star Wars sin dar la espalda al espíritu original, lo que se agradece enormemente (sobre todo, teniendo en mente el Episodio I...), gustando tanto a los seguidores de la saga (al menos, a los menos clasistas y elitistas) como a los que no lo son y quieren ver un film entretenido.

En poco más de un mes tendremos en cartelera Rogue One, el nuevo título de la franquicia, que nos trae de vuelta a la Estrella de la Muerte y a Darth Vader, y un año más tarde llegará el Episodio VIII, lleno de rumores, teorías y suposiciones. A esperar toca. votar