lunes, 7 de septiembre de 2015

Del Revés (Inside Out)

¿No te has preguntado nunca que pasa por la cabeza de una persona? Con esta pregunta arranca “Del Revés” (traducción aleatoria de “Inside Out”), la última genialidad de Pixar, que nos meterá en la cabeza de una pre-adolescente y sus problemas…

“Del Revés” recrea un mundo tan complejo y diverso como es el cerebro, los recuerdos y las emociones, en un mundo de fantasía en el que cinco emociones (Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco) toman forma antropomórfica para tomar decisiones y enfrentarse al mundo real, acumulando recuerdos (en forma de bolitas de colores), dentro de la sala de mando de nuestro cerebro. Desde el día en que nació Riley, su Alegría ha llevado la voz cantante en el grupo, acumulando recuerdos alegres y creando una personalidad divertida y feliz. Hasta el día en que los padres de Riley se mudan, cruzando medio país para trasladare a San Francisco. Alegría y Tristeza se pierden entre el almacén de recuerdos de Riley, iniciando una aventura por volver a la sala de mandos que, paralelamente, hará que Rileymadure y se enfrente a la difícil situación del cambio.

Los sentimientos protagonistas en la cabeza de Riley, os dejo identificar quien es quien...
El mundo de la mente es muy complejo, pero la recreación que hace la película de lo que pasa en nuestro cerebro es sencillamente genial, completa y muy fácil de entender. El modo en que las emociones básicas toman decisiones, la representación de la personalidad de la persona, los recuerdos y como olvidamos algunas cosas… explicadas con una sencillez genial. La integración de la acción en la “vida real” con lo que pasa en la mente de Riley está muy bien lograda, perfectamente coherente. Pero el punto fuerte de la película es el planteamiento de como cambia nuestro mundo, como maduramos, como recuerdos que antes eran Alegres pueden convertirse en Tristes, y como según maduramos, las cosas no son tan sencillas ni claramente diferenciadas.

Una sencilla cena puede ser una lucha de sentimientos internos...
“Del Revés” es una joya maravillosa, de esas películas que no son para niños (a pesar de sus personajes infantiles). De hecho, creo que algunos aspectos son difíciles de asimilar incluso para un chico de 11 años (la edad de la protagonista). A mí personalmente me ha hecho plantearme como serían esas discusiones entre los sentimientos en mi cabeza, y que “islas de personalidad” predominan en mi mundo interior. En fin, que os recomiendo la película, tengáis o no críos, ya que seguro que os va a encantar. votar