lunes, 31 de agosto de 2015

La Música del Silencio, de Patrick Rothfuss

Patrick Rothfuss se ha hecho mundialmente famoso por su saga (aún incompleta) de la “Crónica del Asesino de Reyes” (“El Nombre del Viento” y “El Temor de un Hombre Sabio”), libros que han supuesto un aire fresco para la literatura fantástica y que han tenido un éxito considerable. A modo de Spin-off un tanto particular, nos presenta “La Música del Silencio”, una novela corta centrada en Aury y su mundo, un complemento a la saga totalmente independiente a ella.

“La Música del Silencio” es una novela atípica. De entrada, en el propio prologo nos sugiere que es probable que este libro no sea para nosotros. ¿Acaso no quiere vender libros? ¿Su editor le ha permitido escribir eso? Bueno, al menos lo hace en el prólogo y no en la cubierta o en la sinopsis de la contraportada, así que ya hemos pagado (espero) por el libro. Es una novela que, de entrada, rompe con cualquier esquema establecido para un relato. Todo eso tan básico de “presentación, nudo y desenlace” se diluye en “La Música del Silencio”. El texto nos cuenta seis días cualesquiera en la vida de Aury, personaje entrañable y enigmático que aparece en “El Temor de un Hombre Sabio”, que vive en la todavía más enigmática subrealidad bajo la Universidad. A lo largo de esos seis días, descubrimos en profundidad a este personaje y conocemos algo más sobre ese mundo olvidado y abandonado. No hay más personajes, no hay una dirección determinada para sus actos, ni un objetivo para la narración más allá del mero placer de narrar y de descubrir un personaje tan complejo como Aury. Y creedme, es muy complejo, tanto que todavía dudo de si es alguien capaz de ver el mundo tal cual es y capaz de dotar de vida los objetos inanimados que la rodean, o si es una esquizofrénica con trastornos obsesivo-compulsivos.

¿Qué hace tan especial la novela? Qué queréis que os diga, es difícil de describir. El texto rezuma magia, dulzura y cariño por todos lados, sin ser ñoño en ningún momento. Estar un capítulo entero leyendo como Aury fabrica su jabón y que no sea aburrido es parte de la esencia del libro. Conocer el día a día de Aury, sin una meta ni objetivo concreto más que el de vivir, es el trasfondo del relato. Así que Rothfuss quizá tenga razón en su prólogo: quizá no sea un libro para ti. Si buscas un relato de fantasía al uso, algo menos de poesía en prosa y más de acción y narrativa “convencional”, posiblemente este libro no te diga nada y te aburra. Si estás dispuesto a leer por el placer de leer, a sumergirte en la magia de la narración de historias, por el mero placer de crear historias, este libro supondrá una pequeña joya. Avisados estáis. Yo os puedo decir que me ha encantado, y que pocas veces encontrareis una obra en la que se note tanto el cariño con el que está escrito.

votar