lunes, 22 de diciembre de 2014

LEGO Señor de los Anillos

Como no podía ser de otra manera, después de la retahíla de videojuegos de LEGO que he probado, he terminado jugando al “LEGO El Señor de los Anillos”. La verdad es que la formula ya estaba muy trillada y empezaba a ser repetitiva, pero, ¡oh, sorpresa! esta nueva edición es una pasada. Sí, sigue con el mismo formato, pero he de reconocer que el juego es todo un acierto.

Tomando como base estética la trilogía de Peter Jackson, el juego desarrolla las distintas escenas de las aventuras, en un esquema muy similar al ya conocido en los juegos de LEGO: primero jugamos con los protagonistas de la historia, y una vez superada la escena, podremos acceder al escenario de nuevo con todos los personajes y objetos que hayamos desbloqueado para acceder a zonas secretas y alcanzar objetivos antes imposible. Como curiosidad, el paso de una escena a otra no se hace por un menú, sino moviendo a nuestros personajes por la Tierra Media, donde hay puntos señalados para acceder a cada capítulo. Esta movilidad se traduce en una especie de meta-juego, donde podremos resolver misiones secundarias, buscar objetos y resolver misterios y puzles, independientemente del desarrollo de la aventura. Al principio solo tendremos acceso a las zonas y niveles desbloqueados, y el Ojo de Sauron nos impedirá avanzar más, pero según superemos niveles tendremos más zonas accesibles. Además, en ciertos lugares como Rivendell tendremos minijuegos, como manejar al Sauron para movernos por una maqueta enorme de la Tierra Media y destrozarla a golpe de maza en un tiempo record.

El sistema para elegir personaje y objetos es muy intuitivo, visual y sencillo.
Cada personaje es único y tiene sus propias características, que necesitaremos conocer para resolver los distintos puzles del juego. Además, el juego introduce un sistema de inventario y uso de objetos, fácilmente accesible, que nos permitirá usar nuevas armas o usar herramientas para encender fuego, por ejemplo. Todo muy sencillo de manejar y con la divertida caracterización de LEGO.

Disponemos de una amplia lista de personajes esperando ser desbloqueados...
Se echa en falta las voces de los actores de doblaje originales, pues resulta un poco raro oír las voces de Galadriel o Bilbo cambiadas respecto a las películas, pero eso es un mal menor. El juego garantiza muchas horas de diversión en nuestra lucha contra el Señor Oscuro Sauron. votar