lunes, 1 de diciembre de 2014

El Sueño de Fevre, de George R. R. Martin

Mucho antes de “Juego de Tronos”, George R. R. Martin ya era un escritor consumado y reconocido. Muestra de ello es este “El Sueño de Fevre” (para orientaros, de 1982), una historia de vampiros a lo largo del Mississippi.

Corre el año 1857 y Abner Marsh, un veterano capitán de vapores al borde de la ruina, conoce a Joshua York, un enigmático personaje que le ofrece convertirse en socios, dispuesto a aportar el capital suficiente para botar un nuevo vapor de lujo. Joshua York no ofrece muchas explicaciones, pero pone como condiciones una libertad total de movimiento en el barco, tener potestad para ordenar paradas y destinos, y no responder a ninguna pregunta, en particular, sobre su peculiar estilo de vida nocturno. Abner acepta, convirtiéndose en capitán de uno de los mayores y más lujosos barcos del Mississippi, sin saber que durante ese verano será protagonista de una historia que poca gente podrá creer.

George Martin nos mete de lleno en la época de los grandes vapores, en los años previos a la Guerra Civil Americana, en los estados esclavistas. Consigue con sus descripciones empaparnos del sabor de la época, la dura vida de los marineros, el trato indiferente a los esclavos, la belleza del rio y la decadencia de Nueva Orleans. Toda la ambientación que rodea el relato esta detalladamente cuidada para sumergirnos en el rio Mississippi, con especial atención a elementos tan icónicos como los vapores de palas que surcaban el rio en aquella época. Adornando la historia, la fantasía de la historia de vampiros se torna más realista que en otros relatos sobre los seres de la noche, desmontando mitos y supersticiones ridículas para mantener solo los elementos justos de fantasía sobrenatural. En cuanto a la historia en sí, a pesar de ser ligeramente previsible en algunos puntos, engancha al lector por su cuidada ambientación, escrito por una pluma que, sin incluir ningún elemento superfluo, mantiene nuestra atención en una trama tan simple como interesante.

No sabría decir si es George R. R. Martin o Abner Marsh




Una lectura ligera (en torno a 350 páginas, es una novela cortita) para conocer al George Martin ajeno a “Juego de Tronos”, muy recomendada para los amantes de la fantasía sobrenatural y los vampiros, que nos descubrirá una nueva ambientación para los hijos de la noche.
votar