lunes, 3 de marzo de 2014

Gravity

El espacio como protagonista. Esa es la premisa de “Gravity”, una cinta de Alfonso Cuarón (quien ya nos sorprendiera con títulos como Hijos de los Hombres), protagonizada (casi en exclusiva) por Sandra Bullock y George Clooney. Os contamos que tiene de interesante…

Una misión espacial rutinaria para reparar un satélite se complica por un accidente. Este es el punto de partida de la película, que no se entretendrá demasiado antes de mostrarnos el accidente y sus consecuencias. Bullock y Clooney son los últimos supervivientes de la tripulación, y deberán hacer un esfuerzo sobrehumano para sobrevivir en el espacio y volver a la tierra.

La espectacularidad de un accidente en el espacio...
La película no tiene mucho más, una constante lucha por la supervivencia y por vencer todas las adversidades que van surgiendo. Los personajes tienen historia y algo de profundidad, pero no es lo relevante. Lo relevante es el espacio. “Gravity” es una película básicamente visual, que utiliza todos los medios al alcance de un director con talento y visión para mostrarnos el espacio en todo su esplendor. El espacio es el verdadero protagonista. Cuarón tiene un don a la hora de mover la cámara en largos planos secuencia y mostrarnos un espacio en movimiento, brillante y aterrador. La escena (apenas a los 10 minutos de empezar, no os desvelo nada) del accidente, cuando Sandra Bullock queda girando en el espacio enganchada al brazo de la nave, en la que imperceptiblemente pero en un solo plano vemos a la protagonista girando, para pasar a girar la cámara con ella y mover el entorno, para solo un poco más adelante, sin cambiar de plano, introducirse en el casco y ver la escena desde el punto de vista del astronauta… me parece simplemente sensacional.

La belleza del espacio como pocas veces la hemos visto.
A pesar del reducido número de personajes, se las apaña bastante bien para establecer diálogos y explicar al espectador que es lo que está sucediendo, tanto en el exterior como en el interior de los protagonistas. La resolución de los conflictos es creíble, sin perder ni un punto de agonía ni angustia en el proceso, aunque hay que reconocer que la secuencia de catástrofes, una tras otra, que suceden es un poco forzada para llevar a esta situación de angustia.

Algunas escenas te dan ganas de lanzarte a ver el "Como se hizo..."
En cuanto a los protagonistas, nunca me hubiera imaginado a Sandra Bullock en este papel. Pero no desentona en absoluto, lo hace realmente bien. George Clooney hace un papel más anecdótico que otra cosa, y aunque se maneja bien, pasa más desapercibido. Y el papel de Bullock, más que correcta en su actuación transmitiendo su agonía, empequeñece ante el verdadero espectáculo: el espacio (soy pesado al repetirlo, lo sé).



Pero es que yo de crio soñaba con el espacio y alucinaba con películas como “S.O.S Equipo Azul”. Pero ya no soy un crio, y ahora veo “Equipo Azul” como bastante casposilla, espero otra cosa de una película. Pero esa fascinación por el espacio sigue intacta, y el gusto por el buen cine se ha desarrollado, por lo que encontrar un producto realista y tan maravilloso en el aspecto visual, que te mantiene en angustia pegado al sofá, como es “Gravity” es algo de agradecer. También lo es que dure solo 90 minutos. Más tiempo hubiera sido innecesario y habría empezado a cansar. Pero creo que, tal y como está, “Gravity” es una película redonda e imprescindible para esos soñadores espaciales que de peques querían ser astronautas.
votar