lunes, 13 de mayo de 2013

Y más despedidas…

La semana pasada falleció, a los 80 años de edad, el actor Alfredo Landa. Aunque muchos le asocian automáticamente a las películas de los años 70 rodeado de suecas, en ese reflejo de la sociedad española en forma de parodia caricaturesca que, curiosamente, tomó su nombre, el “landismo”, mi recuerdo vuela a papeles más serios (aunque algunos también humorísticos). Su representación del bandido Fendetestas en “El Bosque Animado”, el duro detective que encarna en “El Crack”, su papel de Sancho en la adaptación de “El Quijote” (que le viene como anillo al dedo), el entrañable facha de la serie “Lleno, Por Favor” o el brigada de la divertidísima “La Vaquilla”, son ejemplos del buen hacer de este actor.


Este lunes, según he cogido el periódico, me ha pillado por sorpresa la noticia de otra necrológica: Constantino Romero, a sus 65 años. Presentador afable y  acotr de doblaje de calidad insuperable, su voz profunda y grave ha trasladado al castellano a personajes tan míticos como Darth Vader (sin que se eche para menos a James Earl Jones), Terminator, Mufasa, James Bond (en su versión de Roger Moore), el Capitán James Kirk de la nave Enterprise, el replicante interpretado por Rutger Hauer de BladeRunner o las distintas personalidades de Clint Eastwood en la gran pantalla. Dificilmente volveremos a ver a Clint Eastwood en una nueva película doblada sin echar de menos a este genial comunicador.



A ambos, descansad en paz, y gracias por vuestra dedicación que tan buenos ratos nos han hecho pasar.
votar