lunes, 1 de abril de 2013

Guerra Mundial Z, de Max Brook

Lo Zombies está de moda. Y eso implica multitud de productos de temática zombie. Donde hay mucho, suele haber de todo, desde lo muy interesante, las cosas del montón y los mojones del quince. Empecé a leer “Guerra Mundial Z” con cierto recelo, pues había intentado anteriormente leer la “Guía de Supervivencia Zombie”, también de Max Brook, y me resultó un tostón de mucho cuidado. También es verdad que la temática zombie no me llama demasiado la atención, así a priori. Pero “Guerra Mundial Z” es distinto a todo lo que me había podido imaginar.





“Guerra Mundial Z” no es una novela al uso. En el prologo nos indica que en realidad es un informe de un informador de la ONU, encargado de recopilar los sucesos acaecidos en el apocalipsis zombie para evitar su repetición en un futuro. Un informe descartado por ser demasiado personal y poco objetivo, así que nuestro informador lo presenta como una novela independiente. A través de sus capítulos recoge los testimonios y entrevistas de distintos protagonistas de la tragedia, de distintas partes del mundo, que narrarán de primera mano sus experiencias y reacciones. El libro se divide en capítulos que recogen distintos testimonios en las distintas fases de la hecatombe, desde sus primeros indicios, la expansión por culpa de la inacción o de los errores de los distintos gobiernos, el pánico desatado o la lucha abierta. Max Brook es capaz de transcender a los protagonistas individuales para convertir en protagonistas a la gran masa y a la humanidad misma, siempre a través de testimonios personales. Pasando del ciudadano de a pie a los altos dignatarios, pasando por soldados o ingenieros civiles, nos relata el avance de un enemigo implacable e inimaginable, que no se detiene ante nada y en constante crecimiento.

Si bien podría parecer que el no tener protagonistas fijos en la historia serviría para desubicarnos, lo cierto es que le añade mayor transcendencia al relato, al implicar a toda la humanidad. Max Brook es capaz de mostrarnos lo mejor y lo peor de la raza humana, desde sus actitudes más heroicas y solidarias a las más repulsivas y egoístas. También se nota que el autor ha meditado sobre las implicaciones de una guerra de este estilo con un enemigo que no se ajusta a ningún parámetro conocido. Las ideas que recopila en su guía de supervivencia se aplican sistemáticamente en este libro, pero sin resultar un tocho inaccesible como aquel.

Personalmente, me ha resultado un libro bastante sorprendente en su forma y muy meditado en su contenido. Tal ha sido el éxito del libro que Hollywood ya está preparando su versión cinematográfica, aunque poco espero de ella. Tras leer el libro, me resulta un tanto inabarcable en una película comercial, y conociendo los retrasos, sobrecostes y constantes cambios de guión y producción que se han cometido en su producción, auguro que la película quedará en una idea resultona mal montada y terminada deprisa y corriendo para cubrir el cupo. Quizá me equivoque.

Pero dejando el tema cinéfilo de lado, “Guerra Mundial Z” es un libro que merece la pena por sí mismo, por su capacidad para sorprendernos en la presentación casi realista de un suceso tan fantástico como aterrador.

votar