lunes, 31 de diciembre de 2012

del 2012 al 2013 en un plumazo

Acaba el 2012. Me propongo hacer un repasito a este año, bisiesto para más datos y olímpico por añadidura, en la que (si estás leyendo esto) no ha llegado el fin del mundo a pesar del esfuerzo de Rajoy con sus recortes y reformas laborales. Un año movidito (seguramente, como todos los años) social, política y personalmente. Pero aunque le pegue un repasito rápido a la política cercana de este año, me vais a permitir que me centre en temas más lúdicos y entretenidos, y por supuesto, menos deprimentes e indignantes.

Política y sociedad

Vamos a pasar rapidito por esta sección, porque aunque haya mucho que destacar, el tema político y social este año no ha sido de lo más simpático de momento precisamente. Comenzamos recordando el bochornoso episodio del hundimiento del Costa Concordia en Italia, cuyo capitán tuvo un comportamiento cuanto menos sospechosos y dudoso. Afortunadamente, solo fue un susto del que pudimos hacer algunas bromas.


Menos divertido es la guerra civil en Siria, consecuencia directa de la primavera árabe y que está dejando en entredicho la colaboración internacional y la efectividad de la ONU. En otros países, el impulso inicial de esta primavera árabe parece desinflarse, como en Egipto, donde la renovación política y social está perdiendo fuelle entre burócratas y líderes políticos que se aferran a su asiento.

El resto del mundo no está mucho mejor, y entre las tensiones entre las dos Coreas con sus maniobras militares, la negativa de Israel a reconocer a Palestina como país (a pesar de la decisión de la ONU), el desarrollo nuclear de Irán (visto como una amenaza por EE.UU.) y vete a saber cuántos conflictos bélicos más parece ser que lo del fin del mundo va en serio. Quizá sea una buena alternativa, no os creáis. Lo único que nos da esperanza es, precisamente, la dimisión de Esperanza Aguirre, aunque parece ser que en Italia Mario Monti dimite de sus funciones como primer ministro y Berlusconi vuelve a presentarse al cargo, así que puede ser que cambiemos un anticristo por otro.

En nuestro país, el bienestar social brilla por su ausencia y las palabras crisis, austeridad, privatizaciones, subida del IVA, recorte de sueldo a funcionarios… inundan los telediarios y periódicos. En este entorno, vivimos el primer aniversario del 12 de Mayo, con los indignados más indignados que nunca, convocatorias de huelga y la negativa de todos los profesionales y usuarios de todos los sectores que el gobierno se atreve a tocar y reformar (justicia, sanidad, educación…).

La verdad es que yo la sigo esperando...
Ciencia

Aunque menos celebrado y destacado por el público (y menos el español, donde los recortes en educación e I+D son cada vez más sangrantes), este año se descubre el bosón de Higgs. El propio Higgs no daba crédito al descubrimiento, ya que era un postulado teórico y, según sus propias palabras, “nunca confió en verlo en vida”.

Por otro lado, científicos de Gran Bretaña logran  ensamblar el AXN, el ADN sintético capaz de transportar y reproducir información genética. Esto supone un primer paso para corregir y eliminar enfermedades genéticas, además de abrir la puerta para entender el funcionamiento del ADN y entender formas de vida alternativas a las que se dan en la Tierra.

Literatura

En literatura nos encontrarnos que por fin la editorial Gigamesh ha publicado Danza de Dragones en castellano. Ya era hora, casi un año de demora. Eso sí, haciendo oídos sordos de la demanda del libro, han sacado un tirada sorprendentemente baja de su edición ilustrada en tapa dura, a un precio ligeramente inflado, que ha provocado su literal desaparición de las tiendas. Si me pusiera a hablar, daría para un artículo largo…

Sigo esperando a que caiga en mis manos...
 Por otro lado, parece que este año se ha inventado la literatura erótica, o si no, no se entiende el éxito de la saga Sombras de Gray. Pero ahí están, vendiendo libros como churros.

Cine

El cine nos ha traído muchas sorpresas agradables este año para los frikis, como es la magnífica Los Vengadores, el final de la saga de Batman de Christopher Nolan “The Dark Night Rise” (oscurecida en su estreno por un tiroteo con 12 muertos y 59 heridos) y el inicio de “El Hobbit” (reconvertida en trilogía por Peter Jackson).



También nos trajo un innecesario reestreno del Episodio I de Star Wars, esta vez en 3D. Ni lo vi ni me interesó, manteniéndome en mis trece de que el Episodio I no existe.

Menos bombo pero también interesante fueron los estrenos de “Skyfall” (lo último de James Bond con Javier Bardem de malo malote), el reboot de Spiderman, “Los mercenarios 2”, la lacrimosa “Lo Imposible” (con director español y reparto americano) o la tercera entrega de “Men In Black”. Una que fue muy esperada y que supuso una cierta decepción fue “John Carter”, que sin ser mala, las expectativas estaban tan altas que el resultado fue un poco insuficiente. Mejor aceptación ha tenido “Los Juegos del Hambre”, llamada a ocupar temporalmente el hueco cedido por el final de la saga Crepúsculo entre los adolescentes.

Los Juego del Hambre, aunque podría haber sido más cruel y explicita... no esta mal.



En animación, este año han llegado la preciosa “Brave”, la cuarta entrega de “Ice Age” y una sorpresa de origen español: “Las Aventuras de Tadeo Jones”, que une animación, humor y calidad por todos lados.

Sorpresa patria.
En lo que queda de año esperamos con ganas el estreno de “Los Miserables”, “El Origen de los Guardianes” o la enigmática y visualmente impresionante “Vida de Pi”.

Eso sí, como no podía ser de otro modo, también nos han llegado Infumables a tutiplen: “Ghost Rider: Espíritu de Venganza”, “Underworld: el despertar”, “Battleship”, “Prometeus” (gran decepción para todos), “Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros” (¿pero esto que es? ¿PERO ESTO QUE ES?), y el esperado fin de la saga Crepúsculo, que mi viejo amigo Isra describió de la mejor manera posible en su artículo.

Series

“Juego de Tronos” nos regaló su segunda temporada, manteniendo el nivel y dejándonos una espectacular batalla de Aguasnegras y un Tiryon cada vez más carismático.

Otra serie que nos ha sorprendido este año ha sido “Once Upon A Time”, una revisión original de los cuentos de hadas de toda la vida, con un prisma muy particular, de la que ya hablaré más adelante en algún artículo.

España se apunta al carro de la ficción a lo grande con “Toledo”, “Isabel”, “El Barco”, “Luna (el misterio de Calenda)”, “Imperium”, aparte de biopics casposos y aberraciones como “MTV Gandía Shore”. La verdad es que no he visto ninguna de las mencionadas, pero parece que se está empezando a tratar las series en nuestro país con cierto respeto y calidad.

Música

Este año nos hemos encontrado con el agradable regreso de Aerosmith, Dokken, Europe, Kiss, Rosette o Van Halen, para paliar un poco los efectos y daños cerebrales que nos han podido causar los sempiternos Pitbull, Paulina Rubio, Justin Bieber, Juanes, J-Lo, que también presentaron discos en esta ocasión. El Heavy nacional se llevó una sorpresa cuando Rafa, cantante de Nocturnia, ganó el concurso "La Voz", Mago de Oz se reinventó a si mismo y Patricia Tapia nos trajo su segundo trabajo.

Necrológicas

A pesar de las cositas interesantes que nos han llegado en cine, series y música, este año tenemos que llorar a muchos que nos han dejado. El genial Jean Giraud, Moebius para los amigos, nos dejaba este año, dejando un vacio difícil de llenar en el mundo del cómic. El teclista de los Deep Purple, mi alabado Jon Lord, también nos dejaba, y Whitney Houston, a quien irremediablemente asociamos inmediatamente a la película “El Guardaespaldas”, moría en una habitación de hotel con indicios de abusos de drogas.

Grande. Muy Grande, Jon Lord

Los que rondamos (o superamos) los treinta lloramos a uno de nuestros iconos de la infancia, Miliki, que nos dejó para la posteridad multitud de canciones que transmitiremos a nuestros hijos. Los carismáticos actores nacionales Sancho Gracia, Carlos Larrañaga y Tony Leblanc nos abandonaban.

El primer hombre en pisar la luna, el astronauta Neil Armstrong también moría en este año. Otro que también está asociado al espacio y la ciencia ficción, esta vez en papel, es Ray Bradbury, dejándonos obras como “Crónicas Marcianas” y “Farenheit 357” en la memoria.

Recientemente perdíamos a Iñaki Lejarreta, mítico ciclista español, precisamente cuando practicaba el deporte. Un recordatorio, una vez más, del respeto y cuidado que debemos tener en la carretera con los que nos rodean.

Para el 2013

Ya hice una entrada con el cine que viene en el 2013, con títulos como “Los Vengadores 2”, “Los Mercenarios 3”, “Django Unchained”, “Iron Man 3”, “Men of Steel”… mucho superhéroe, aprovechando que parece que ahora están haciendo las cosas bien. Añado a la lista “Star Trek Into Darkness” con mucha más acción y espectacularidad que sus antecesoras, y “Oblivion”, lo último de Ton Cruise, un interesante film futurista. Y desvelaremos que pasa con el futuro de StarWars ahora que está en manos de Disney.

En el 2013 mandaremos a Eurovisión al grupo “El Sueño de Morfeo”. Auguro que quedaremos penúltimos. Para compensarnos, Bon Jovi prepara nuevo disco.

Se elegirá la sede oficial de las olimpiadas del 2020. No sería relevante si no fuera por que Madrid se ha presentado otra vez. Al final nos lo darán por cansinos.

Y como no soy adivino, no sé que personas importantes o interesantes naceran este año, ni cuales falleceran, ni que sorpresas nos llevaremos. Solo se que espero que el 2013 vaya mejorando lo que tenemos detras, y que os vengan las cosas mejor de lo que no ha venido este 2012 a todos. ¡Feliz año! votar