lunes, 12 de noviembre de 2012

Oscura (Trilogía de la Oscuridad II), de Guillermo del Toro y Chuck Hogan

Oscura es la segunda parte de la Trilogía de la Oscuridad surgida de la colaboración de Guillermo del Toro con el escritor Chuck Hogan. La epidemia de los peculiares vampíros se expande por Nueva York toma ahora nuevas dimensiones en esta emocionante continuación.



Después de presenciar en la primera parte como la epidemia vampírica se expandía por Nueva York, dejando anonadados a médicos y especialistas, el caos se desata en la ciudad, cubierta de rumores, saqueos y desapariciones. El doctor Ephraim Goodwheater, quien comenzará a investigar la enfermedad desde su aparición, trata de combatir a los vampiros junto al anciano Sestrakian y el exterminador de plagas Vasily,  mientras defiende a su hijo de la infección. Por otro lado, Gus, el joven callejero latino, es reclutado por los antiguos para iniciar su propia lucha urbana. Poco a poco se desvelará el plan del Amo, enfrentado al resto de ancianos de su estirpe, para dominar y someter a la humanidad.

Lo primero que destaca en Oscura es la acción. Si en Nocturna intentaban desgranar poco a poco la investigación de la infección y narrar pausadamente la expansión de la misma, en Oscura se desata la violencia. Ephraim y su gente ya no se anda con tonterías a la hora de aniquilar vampiros, y el número de estos crece de manera exponencial. La acción de este libro le aporta a la trilogía un dinamismo característico, pero no es el elemento predominante. Por encima de la sangre derramada (roja y blanca), encontramos a unos personajes cuyo mundo se ha venido abajo y deben mantenerse firmes. Ephraim ha perdido su trabajo y toda su credibilidad profesional, su mujer se ha transformado y debe proteger a su hijo. Vasily ha encontrado una tarea para la que está especialmente bien entrenado y ha descubierto una responsabilidad y meta para su vida. Sestrakian debe enfrentarse a antiguos fantasmas del pasado. Nora intenta mantenerse cerca de Ephraim y proteger a su madre. Gus ha perdido a toda su familia y ha encontrado nuevas armas y aliados para luchar y vengarles. Mientras, el plan maestro del Amo se desgrana hasta llegar a un final apoteósico, que nos conduce de lleno a la tercera entrega que promete muchas sorpresas y un nuevo cambio en el enfoque de la historia.

Intercalados en el relato, encontramos algunos interludios que, a modo de flashback, reviven la historia de Sestrakian desde el holocausto nazi y los años posteriores, o bien introducen fragmentos del blog de Vasily o del diario personal de Ephraim, enriqueciendo la historia y a sus personajes, dotándoles de una profundidad y de una humanidad especial a cada uno de ellos. La habilidad para estos escritores para introducir nuevos personajes, aunque sea brevemente, y dotarles de un pasado y una personalidad definida, al tiempo que narran la acción con un ritmo muy cinematográfico, hace que la lectura resulte muy amena y adictiva. Oscura nos mantendrá pegados a sus páginas, pasando hoja tras hoja incansablemente enganchados a un ritmo endiablado, una historia emocionante y unos personajes muy humanos y realmente bien bosquejados.

La trilogía de la Oscuridad de Guillermo del Toro y Chuck Hogan crece en calidad, aportando una nueva visión del mito vampírico, moderna, dinámica y coherente, en una historia apasionante y adictiva. Como la sangre…

votar