viernes, 7 de septiembre de 2012

Sindrome post-vacacional

Sin ser tan exagerado como un sindrome post-vacacional, lo cierto es que la vuelta de vacaciones me está costando un poco más de lo que pensaba, y no llego a coger el ritmo del todo bien. Así que de momento, bajaré el ritmo de post y seguiré con el ritmo de Agosto, es decir, uno por semana, y daos con un canto en los dientes... que este blog no se escribe solo, leñe.

Lo sé: soy un perro...

Así que nada, cuando me recupere lo mismo hasta me planteo el volver a mi ritmo antiguo, y si no, al menos sabed que seguiré escribiendo una vez por semana... ala, hasta el lunes que os tengo preparada una entrada ya. votar