jueves, 28 de junio de 2012

Battle of Yavin & Battle of Endor

El material surgido en torno a StarWars es ingente, casi inabarcable. Si además contamos con las aportaciones de fans, nos perderíamos entre tal marabunta de relatos, dibujos, cortos y juegos. Pero ocasionalmente encontramos alguno que nos llama la atención. Este es el caso de los videojuegos creados por Bruno R. Marcos, “Battle of Yavin” y “Battle of Endor”, simuladores de naves en los que nos veremos inmersos en las famosas batallas de la trilogía original.


“Battle of Yavin” recrea la batalla de la parte final del Episodio IV, donde un grupo reducido de cazas se lanzan a atacar la Estrella de la Muerte. A borde de un X-Wing, el juego se divide en pantallas, inicialmente en la órbita del planeta, atacando dos destructores y un enjambre de TIE Fighters, para trasladar la acción a la superficie de la monstruosa mole imperial destruyendo radares y torres de vigilancia, antes de terminar recorriendo el pasillo para lanzar el misil final que destruya la Estrella de la Muerte. La superioridad numérica y la potencia de fuego de nuestro enemigo jugará en nuestra contra, por lo que contaremos con tres vidas para lograr nuestro objetivo. Por otro lado, tenemos que controlar el numero de cazas rebeldes que nos acompañan, cuyo número ya reducido de por si se verá menguado rápidamente si no defendemos activamente a nuestros compañeros. Es decir, además de encargarnos de los destructores, torretas y radares, en cuanto veamos a un TIE persiguiendo a un compañero debemos acudir en su ayuda.

No, no son gráficos espectaculares, pero tambien tienen su encanto.
“Battle of Endor” sigue en la misma línea de juego y estética. En esta ocasión contamos con torpedos de protones además de los cañones laser de nuestro X-Wing. Tras una secuencia inicial recreando el grito (eso sí, en mensajes de texto) del comandante Ackbar “¡Es una trampa!”, nos enfrentaremos a oleadas de TIE Fighters y destructores imperiales. Las pantallas, esta vez, no se diferencian claramente, sino que mantienen una continuidad diferenciándose solamente por la llegada de nuevas oleadas de enemigos, llegando a atacar al enorme Ejecutor, el buque insignia de Darth Vader. Durante la batalla, debemos hacer lo posible por defender las grandes naves rebeldes, en particular el Mon Calamari Home One, y lograr que Wegde Antilles y el Halcón Milenario sobrevivan a toda costa, por lo que debemos controlar nuestro fuego para no dañar naves aliadas.

Sientete protagonista de la batalla
Ambos juegos comparten bondades y defectos. Entre las primeras se cuenta su facilidad de juego, su adicción y la corrección del planteamiento, así como la IA de las naves enemigas. Controlamos la velocidad, la configuración de disparo (de los cuatro cañones lasers, podemos disparar uno cada vez, más rápido, dirsparar dos de ellos alternandose, o los cuatro al mismo tiempo, más potente pero más lento) y la activación de los torpedos. El manejo de la nave se realiza con el ratón, así que eliminamos el lio de teclas. Entre los defectos, el aspecto gráfico es normalito, demasiado poligonal, a lo que la ausencia de texturas no ayuda demasiado. Cierto es que durante el juego es un aspecto que pasa desapercibido fácilmente, pero para los más exigentes será un factor en contra, aunque por otro lado, le otorga un aroma retro que a los más nostalgicos les agradará, y esta misma simpleza poligonal de gráficos consigue que el juego sea ligero y pueda ejecutarse sin grandes requisitos de hardware. El punto sonoro también es bastante normalito, basándose casi por completo en la banda sonora de John Williams y en algunos efectos no demasiado elaborados de explosiones o R2-D2 chillando. Pero la combinación de un planteamiento sencillo, un manejo simple y una dificultad elevada (y en aumento según avanzamos) es un cóctel adictivo que, sumado a que es un juego fan-made, gratuito y ligero, nos permite perdonarle estos puntos flojos.

Os animo a probarlo, lejos de tanto desarrollo tecnológico y visual de los juegos de ahora, os sorprenderá un juego tan adictivo. En la web del autor los podréis encontrar para descargar. Y ojo, se aproxima otro: “Battle of Hoth”. Lo esperamos con ansias. votar