lunes, 14 de mayo de 2012

Edgar Allan Poe

Estamos ante uno de los autores que durante su trágica y desgraciada vida, marcada por el alcohol y los desengaños amorosos, no llegó a tener un reconocimiento por su obra, pero que “post-mortem” ha recibido admiración y fascinación de varias generaciones, convirtiéndose en un referente artístico y uno de los autores de mayor influencia en la literatura que siguió a su época. Hablamos del genio de lo fantástico y lo macabro, Edgar Allan Poe.


Aunque empezó escribiendo poesía, por motivos económicos y prácticos se centró en la prosa y el periodismo, escribiendo relatos y críticas para algunos periódicos, depurando un estilo tan elegante como ácido. Destacó por sus relatos cortos y cuentos de terror, hasta el punto de ser considerado el renovador de la novela gótica. Relatos como “El Gato Negro”, “El Corazón Delator” o “El Pozo y el Péndulo” juegan con el terror psicológico y las almas torturadas de sus protagonistas, con un gusto por lo macabro cuidadosamente desarrollado. La venganza, la culpa y la fuerza de voluntad son temas recurrentes en sus relatos siniestros. Pero la muerte y sus manifestaciones físicas, así como el terror e inquietud que produce en el individuo, es una obsesión en su obra, la verdadera protagonista de sus escritos. Relatos tan gráficos y descriptivos como “La Verdad sobre el caso del Señor Valdemar”, “El Entierro Prematuro” o  “La Máscara de la Muerte Roja” juegan no solo con la fantasía sino también con el miedo a la muerte innerente al ser humano.

Pero no solo de terror se nutre la obra de Poe. Se le considera el precursor del relato detectivesco, con las narraciones de Auguste Dupin (“Los crímenes de la calle Morgue” o “El Misterio de Marie Rogêt”), personaje que inspiró directamente a sir Arthur Conan Doyle para la creación de Sherlock Holmes. “El Escarabajo de Oro” o “La Carta Robada” introducen elementos de investigación y deducción, e incluso métodos de desencriptación de mensajes, temas en aquel momento ignorados pero que partir de Poe hemos visto en numerosos libros y novelas.


En cuanto a la poesía, su gran pasión, escribió numerosos versos, tocando temas metafísicos, románticos o terroríficos. Su obra en verso más conocida, “El Cuervo”, toma una vez más los elementos ya clásicos en el autor, con un personaje atormentado, la presencia de la muerte y elementos fantásticos. Su desdichada vida amorosa se ve plasmada en sus versos, dotando a su obra poética de un punto romántico desgraciado que hunde el alma del lector en una tristeza insondable.

Poe es autor de una única novela, "Las aventuras de Arthur Gordon Pym", un relato de viajes marítimos, con abundantes elementos macabros, oníricos y un enigmático final. Aventuras y fantasía se mezclan en un texto no exento de polémica, que algunos idolatran mientras que otros tachan de incoherente y absurdo.

Sus títulos, en particular sus cuentos, son muy numerosos, así que si no conoceis la obra de este autor, aquí os recomiendo algunas lecturas:
-    “El Gato Negro”, un aterrador relato sobre la culpa y el remordimiento, dejando la fantasía en una magnífica ambigüedad, en el que Poe retrata en el fondo el mundo del alcoholismo que tan bien conocía.
-    “El Corazón Delator”, uno de sus relatos más conocidos, que incluye elementos como la obsesión y la locura, así como el sentimiento de culpa.
-    “La Caída de la Casa Usher”, un relato de terror gótico, con un sorprendente final majestuoso y terrible.
-    “Un Descenso al Maelström”, una maravillosa descripción de una travesía marítima a través de un remolino, donde podemos apreciar que la pericia narrativa del autor no tiene nada que envidiar a los más modernos efectos especiales de cualquier superproducción de Hollywood.
-    “El Pozo y el Péndulo”, un obsesivo relato, recargado y depurado, sobre la espera de la muerte.
-    “El Escarabajo de Oro”, donde introduce los conceptos de los mensajes cifrados. Cierto, lo hace de una manera un tanto ingenua, pero recordemos que fue el principio de un estilo que ha durado hasta nuestros días.
-    “La Verdad Sobre el Caso del Señor Valdemar”, un inquietante relato con multiples elementos científicos sobre la muerte y lo que hay más allá.
-    “El Cuervo”, el conocido poema en el que el narrador, añorando la ausencia de su amada Leonor, recibe la visita de un enigmático cuervo.

Tan elegante y exquisito como excentrico y exagerado,
Vincent Price llevó a la gran pantalla varias adaptaciones de relatos de Poe
Su obra sirvió para renacer el relato de terror gótico, recargado, que más tarde rescatarían autores como Lovecraft, Baudelaire o Cortazar, pero también para inspirar los relatos de ficción detectivescos, los principios de la ciencia ficción (siendo admirado abiertamente por H. G. Wells, Ray Bradbury y Jules Verne, quien escribió una continuación a “Las Aventuras de Arthur Gordon Pym”. Pero no solo en literatura se queda su influencia. Numerosas son las adaptaciones de sus relatos al cine llevados (con mayor o menor fortuna) por Roger Corman y Vicent Price. Alan Parsons dedicó un disco completo a sus relatos en 1976, titulado “Tales of Mystery and Imagination”, así como una ópera de Phillips Glass, otra de Peter Hammil y una opera inacabada de Claude Debussy. Incluso los Simpson, en uno de sus programas especiales de Halloween, realizan una adaptación del poema “El Cuervo”.

Si queréis un análisis más sesudo, enciclopédico y cultureta que el que yo os he ofrecido, consultad la wikipedia. Por mi parte, espero que desempolvéis los libros de la biblioteca y disfrutéis con la imaginación de este genio a veces tan ignorado y desconocido.

votar