jueves, 8 de marzo de 2012

WatchMen

Tenía pendiente desde hace algún tiempo realizar la crítica a la película de WatchMen. Lo dejaba pendiente por que la considero una película irregular, con aspectos muy buenos y aspectos más desagradables a mi gusto (no diré que sean malos). Enfrentarse a esta comentar esta película sin caer en la comparativa con el cómic y en una sesuda disertación erudita de por qué cosas que funcionan en un medio no calan en el otro es complicado. Así que intentaré no irme demasiado por las ramas.


La película es una adaptación, a grandes rasgos bastante fiel, del cómic homónimo de Alan Moore. Que el Sr. Moore haya despotricado contra ella es algo que ya es habitual, así que tampoco nos sorprende ni nos dejamos llevar por sus impresiones. Lo primero que destaca es la cuidada fotografía y puesta en escena. Manteniendo la estética de cómic, respetando los diseños de los trajes y siguiendo las viñetas de la novela gráfica (sé que a más de uno le jode ese término) como un story-board, consigue darle una iluminación propia que consigue darle  un toque perfecto entre el cómic y el realismo, algo que el director Zack Snyder ha demostrado dominar.

Desde la primera escena vemos que la cinta usa al cómic como Story-Board.
Evidentemente, muchas de las subtramas se han dejado de lado (aunque no se han eliminado del todo). La historia pirata y muchos de los personajes que se encuentran en el kiosco de la esquina y sus problemas diarios, al margen de las heroicidades de los protagonistas, quedan suprimidas en la película. Pero la trama principal de los héroes enmascarados, sus vidas y traumas, y la acción principal sigue presente. Y llegados a este punto no puedo evitar escapar a la comparación con el cómic. El calaje de la historia, la profundidad del mundo creado por Alan Moore, reside en los secundarios cuya vida diaria se desarrolla al margen de las luchas heroicas de los enmascarados. Eliminando esa parte, aún queda mucho por mostrar, pero también se quita mucha chicha interesante que hace que WacthMen sea lo que es. En cuanto al relato paralelo del buque pirata, claramente es muy complicado introducirlo en la película, pero no es menos cierto que el paralelismo entre ambos relatos (el pirata y el de los héroes) realza la historia al tiempo que pone de manifiesto la espiral de locura en la que está envuelta el mundo.

Los protas: El Comediante, Buho Nocturno, Ozzymandias , Rorschach y Espectro de Seda II.
Tampoco puedo escapar a la comparativa en las escenas de acción. Hay acción en el cómic, y en general, en los mismos episodios que en la cinta. [ATENCIÓN Spoilers] Pero mientras que en el cómic nos muestra una pelea callejera (cruda y violenta, pero una pelea sencilla) en la película nos muestra una pelea superheroico rompiendo huesos como si fueran astillas. Cuando en la cárcel simplemente matan a un encadenado para que no estorbe, en la película le cortan los brazos. El gore y el gusto por la sangre se disparan, para desagrado mio. Eso sí, cuando llega la escena final de la matanza, la más cruda del cómic, con cadáveres sangrientos por las calles, se cortan y lo único que hacen en la película es que la gente desaparece. ¿Tanto gore en las peleas sin venir a cuento y luego te cortas en la escena más cruda de la historia?[Spoilers END]

Más pequeñas diferencias: El "smiley" del cómic (derecha), con la mancha en forma de flecha, era una alegoría al reloj del juicio final.
El "smiley" de la película (izquierda) es una simple mancha, sin alegoría que valga.)

En general es una buena película, con acción, una historia interesante, personajes atormentados y fiel a su origen, con las inevitables adaptaciones y elipsis al cambiar de entorno narrativo. Con algunos puntos excesivamente violentos y gores para mi gusto (opinión subjetiva, eso sí), cumple con el público general aunque choca, y con razón, con los acérrimos fans y defensores del cómic. Dicho esto, creo que se merece más de un visionado, para conseguir disfrutar de todos los detalles del mundo distópico de WacthMen. votar