jueves, 12 de enero de 2012

Zarkana - Cirque Du Soleil

Solo para dar envidia, os voy a decir que uno de mis regalos de Reyes este año han sido entradas para el espectáculo del “Cirque du Soleil” (El Circo del Sol, para los que, como yo, no tenemos ni papa de pronunciar el francés): Zarkana. Es más, para daros más envidia todavía, deciros que si no habéis podido disfrutar de la función, os quedareis con las ganas, ya que la representación terminó el pasado 31 de Diciembre. Así que me podéis decir que esta reseña llega tarde, es verdad, pero tan maravillado quedé con Zarcana que tenía que incluirlo en el blog.



Zarkana nos cuenta la historia de Zark, un mago que ha perdido al mismo tiempo sus poderes y su amor. Zark será el hilo conductor del espectáculo, acompañado de unos simpáticos ayudantes/duendecillos blancos que aportarán su dosis de humor. Adentrándose a ritmo de opera-rock en un viejo teatro en un viaje onírico y  maravilloso, encontrará  todo tipo de personajes y los diferentes escenarios que nos harán llegar los distintos números que componen el show, a cual más sorprendente y maravilloso.  Malabaristas, acróbatas, trapecistas, equilibristas, todo lo imaginable y alguna cosa más allá de nuestra imaginación hará presencia en el escenario, dejándonos boquiabiertos al descubrir los límites del potencial humano. Con esa peculiar puesta en escena propia del Circo del Sol, donde el circo se vuelve hacia su lado más teatral y artístico, Zarkana se convierte en un evento mágico.

Zark, con su elegante traje rojo, acompañado por los simpáticos duendes blancos, nos guiará a lo largo de la función.
La música tiene una importancia especial, ya que será la que nos narre la historia de Zark, al tiempo que nos envuelve en un ambiente misterioso, mágico, onírico y dota de fuerza a la puesta en escena. Además, en directo, así que podemos ver en el escenario a los distintos músicos, acoplándose perfectamente a la acción de los actores. Una de las pegas que se le puede poner al espectáculo reside precisamente en la música, ya que las canciones están en francés (y creí haber distinguido algo de italiano), dificultando la comprensión de la historia para los profanos como yo. Aún así, solo la música aporta tal colorido que perfectamente puedes abstraerte de seguir la historia.

El trapecio en la tela de araña, espectacular número para un espacio tan reducido.
Si no fuera por el precio de las entradas (según qué zonas, escandalosamente caras), sería un espectáculo para ver más de una vez, ya que en ocasiones hay tantos personajes en escena junto al número principal que casi no sabes dónde mirar para abarcar todo. Espectacular de principio a fin, mágico, teatral, la faceta más artística del circo. Después de ver Zarkana, creo que debo recomendar a todo el mundo que, al menos una vez, vayáis a ver un espectáculo del Circo del Sol. Vale la pena.

Un número de equilibrio especialmente espectacular.
Disfrutad del espectáculo.
votar