jueves, 5 de enero de 2012

Nocturna (Trilogía de la Oscuridad I), de Guillermo del Toro y Chuck Hogan

La imaginación del aclamado director de cine Guillermo del Toro se une a la pluma de Chuck Hogan para presentarnos “Nocturna”, la primera entrega de la Trilogía de la Oscuridad, un inquietante relato vampírico que nos sumerge en una invasión de chupasangres.


El relato arranca con un avión comercial, proveniente de Berlín, aterrizando en Nueva York. Al poco de tomar tierra, el avión se “apaga” misteriosamente. Las luces se oscurecen, los sistemas se desconectan, no hay respuesta por radio, nadie responde a los móviles. Para esclarecer el misterio y ante una posible amenaza epidemiológica, Ephraim Goodweather y su equipo del Centro de Control de Enfermedades son llamados de urgencia.

Con paciencia y un nivel de detalle asombroso, los dos autores nos sumergen en una trama que amenaza no solo a toda la ciudad, sino a toda la humanidad. Seremos testigos de los descubrimientos del equipo de Ephraim, que revelará una nueva visión de los vampiros, alejada de romanticismos y de imágenes idílicas. Resulta sorprendente como consiguen adaptar explicaciones científicas al mito vampírico, tomando elementos de la archiconocida mitología de los vampiros adaptándolos a su particular visión. Más sorprendente es leer la expansión de los vampiros, la cual se realiza de una manera rápida pero para la que se han tomado su tiempo en relatar cómo se propaga la especie, dotando la invasión de una credibilidad que pocas veces hemos disfrutado en este tipo de literatura. El proceso de transformación, también detallado minuciosamente, nos sorprenderá, aunque el resultado parezca ser más una mezcla entre zombies y vampiros, alejada de cualquier idea preconcebida que pudiéramos tener. Con una amplitud de personajes, el relato recoge la experiencia cinematográfica del director para crear un ambiente realmente inquietante y terrorífico, al tiempo que consigue crear trasfondos emocionales para cada uno sin perder el ritmo narrativo.

Sorprendentemente realista para ser una historia fantástica de terror sobrenatural, Guillermo del Toro (quien ya revisó el mito vampírico en "Cronos") vuelve a maravillarnos con su desbordada fantasía en el arranque de esta trilogía, que nos deja con ganas de más. votar