lunes, 3 de octubre de 2011

LEGO Star Wars: The Complete Saga

Para un nostálgico como yo, que alguien haya tenido la idea de juntar dos recuerdos de mi infancia, aparentemente dispares e inconexos, con los avances del ocio de hoy en día, es una idea muy atractiva. Si uno de esos recuerdos es Star Wars, la cosa gana puntos. Si el otro es LEGO, la imaginación se dispara. Y si además de hacer maquetas de LEGO con escenas y naves de Star Wars los juntamos en un videojuego, lo cosa se vuelve muy interesante.



Así que tenemos un videojuego que reproduce la saga de películas completa con escenarios, vehículos y personajes típicos de LEGO. En realidad, LEGO Star Wars: The Complete Saga es la unión en un solo título de LEGO Star Wars y LEGO Star Wars II: The Original Saga. Con mucho sentido del humor, un poco de imaginación, un sistema de juego bastante original y respetando los guiones y estética de las películas, LEGO Star Wars ofrece horas de diversión y adicción. No es para menos, ya que el juego ofrece un sistema de puntos para desbloquear extras y conseguir objetivos que nos incitará a recorrer los distintos niveles una y otra vez intentando descubrir sus secretos.

La cantina es un buen punto de inicio para practicar con nuestros personajes, y jugar un poco con ellos a cambiar su imagen.

Sin pasar por un menú, el juego empieza en la cantina de Mos Eisley, donde podremos movernos con cierta libertad practicando nuestros movimientos, y accediendo a las distintas opciones usando las puertas. En principio, cada película está representada por un episodio a los que podemos acceder libremente, y cada uno está dividido en capítulos que debemos ir superando uno a uno en el modo historia. En este modo, solo contamos con los personajes de la historia que aparezcan en esa escena. Una vez superado un capítulo en modo historia, se desbloquea el juego libre de ese capítulo y permite el acceso a la historia del siguiente. En el juego libre, podemos controlar ocho personajes distintos de la saga, cada uno con sus características personalizadas, que nos permiten resolver determinados puzzles o acceder a áreas vedadas en el modo historia. ¿Qué aliciente tiene esto? Pues que en cada capítulo podemos obtener distintos logros:
- piezas de LEGO (en forma de monedas): Las monedas nos permiten desbloquear personajes, naves, modificaciones sobre el juego, trucos y muchos detalles más en la pantalla de la cantina. Además, si conseguimos una cantidad determinada de piezas por nivel, obtenemos el logro “Jedi Autentico”, que sumará un bloque dorado a nuestro contador.
- piezas de construcción en Bloque: Cada nivel tiene unos diez bloques de construcción escondidos. Al finalizar el nivel, cada bloque completa una parte de una nave asociada a esa pantalla que podemos admirar en el expositor que hay en el exterior de la cantina. Si completamos la nave, tendremos otro bloque dorado.
- piezas especiales: piezas ocultas que nos aportarán otro bloque dorado.
- Los bloques dorados nos permiten desbloquear pantallas de juego extras. Dado que han modificado algunos niveles respecto a los juegos originales, los niveles originales se pueden desbloquear y jugar de este modo, así como disfrutar de niveles nuevos (como el primer nivel de Una Nueva Esperanza, jugando como Darth Vader y un soldado de asalto).

LEGO es un juego de construción, así que no faltan piezas que debemos montar para conseguir avanzar

Usualmente, estos logros no se pueden superar todos de una vez en el modo historia, ya que en muchas ocasiones necesitaremos las capacidades de un personaje que no disponemos. Por que cada personaje encaja en un tipo distinto y cada tipo permite distintas acciones:
- Jedis: pueden mover y manipular ciertos objetos con la fuerza, o empujar a un enemigo por telequinesia. Evidentemente, su arma es el sable láser, pueden parar y devolver disparos con el mismo, y disponen de ataques especiales y capacidad de doble salto.
- Sith: Igual que los Jedis, pero hay ciertos objetos que solo ellos pueden manipular
- Soldados: armados con armas láser, algunos (como Han Solo) pueden esquivar disparos. Normalmente pueden usar los ganchos para saltar a zonas inaccesibles.
- Soldados de asalto: Prácticamente igual que los Soldados, pero con acceso a zonas especiales. En determinados niveles, es posible engañar a la seguridad usando un casco a modo de disfraz.
- Caza-recompensas: Algunas zonas solo son accesibles para estos personajes. Además, tanto Jango Fett como Boba Fett tienen propulsores con capacidad limitada de vuelo.
- Los pequeños: Los Ewoks o Anakin en su versión de niño pueden acceder a conductos de ventilación o pasadizos que ningún otro puede usar
- R2-D2: Determinadas puertas y artefactos solo pueden ser usadas por el pequeño cabezudo. Además, dispone de un limitado propulsor de vuelo.
- C-3PO: Igual que R2, algunas puertas solo pueden ser abiertas por él. Por lo demás, igual que en las películas, es torpe, lento y no lucha.
- Saltadores: Por no saber como llamarles, les llamaremos saltadores. Jar-Jar Bing o el General Grievious tiene una capacidad de salto superior al resto de personajes.

Los niveles de navecitas no son nada faciles

No todos los niveles se juegan con personajes. Muchos usaremos naves en las que tendremos que recopilar bombas para acertar a las dianas y avanzar destruyendo obstáculos. Una vez superado un episodio entero, se desbloquea un modo de juego extra, en el que podremos optar a superar los niveles en menor tiempo posible, o a conseguir la mayor cantidad de piezas.



Revive tus escenas preferidas en primera persona.

En resumen, un juego adictivo, muy completo, fiel a las películas, con un toque de humor muy especial y que apasionará tanto a los seguidores de la saga Star Wars como a los fieles de las piezas de LEGO.

votar