jueves, 21 de julio de 2011

Batman Begins

Siempre que se habla de adaptar cómics de superhéroes a la gran pantalla, surge un temor general entre el público sobre como plasmarán a un tipo generalmente musculoso y enfundado en mallas de colores en la gran pantalla. El miedo a que quede esperpéntico y todavía más irreal de lo que es en papel inunda las imaginativas mentes de los seguidores del héroe en cuestión. Cuando Tim Burton adaptó Batman, hace ya unos cuantos añitos, supo darle ese toque tan característico suyo, con el que dota a actores reales de un halo fantasioso e imaginativo, equilibrando la balanza entre un tratamiento “real” y el aroma de cómic colorista. Por que seamos serios: un tío con máscara y mallas (por no hablar de llevar los gayumbos por fuera) enfrentándose a otro sonriente, de pelo verde, maquillaje de payaso y chaqueta morada a juego, es esperpéntico. Somos capaces de admitirlo, admirarlo e incluso tomarlo en serio en papel, con dibujitos, pero en una pantalla con actores reales, cuesta un poco verlo. Toda la referencia que teníamos hasta aquel entonces era la serie de los años sesenta protagonizada por Adam West. Con eso he dicho todo. Con todo, Burton consiguió una película bastante decente, manteniendo las pinceladas de cómic y fantasía. A partir de ahí, la franquicia Batman cayó en picado. Su secuela no he sido capaz de verla entera nunca, me aburre solemnemente. Del resto mejor ni hablar, mal que me pese por George Clooney o Val Kilmer.

Tim Burtom se atrevió y logró dar el salto del papel al celuloide con acierto y buen tino... lo mismito que la seríe de los años sesenta con Adam West
Hasta que llegó Christopher Nolan. Olvidándose de todo lo realizado hasta ahora, reinició la saga. Recuerdo la sorpresa cuando vi el trailer en el cine: una película de acción, aparentemente bien rodada, con multitud de rostros conocidos, con una estética sombría… que de pronto, tras unos minutos de introducción, muestra brevemente al conocido superhéroe. “Batman Begins”, rezaba el título. Título acertado, ya que la película cuenta el origen del protector de Gotham.
Huyendo del esperpento, de las fantasías comiqueras, y superpoderes increíbles y de actuaciones sobrenaturales, Christopher Nolan nos presenta a un hombre, movido por un extraño sentimiento de venganza por los criminales que mataron a sus padres, que recibe un entrenamiento especial como Ninja. Con un aprendizaje duro y perfeccionista a cuestas, el joven Bruce Wayne regresa a Gotham, su ciudad natal, dispuesto a poner en juego todo lo aprendido en sus viajes, incluido una cuidada puesta en escena. Poco a poco, Nolan es capaz de explicar, sin aspavientos ni exageraciones, el origen de hombre murciélago, el por qué de un disfraz y una máscara, de donde salen sus utensilios, sus motivaciones y su determinación, al tiempo que se enfrenta a una amenaza para toda la ciudad.
Una vez más, nos narran el trágico origen del héroe
Que queréis que os diga: tras verla ocupó un puesto de honor en mi lista de películas favoritas. Un clásico instantáneo, si queréis. De hecho, voy a decir algo que abrirá debate: para mi se convirtió en la mejor película de superhéroes hasta el momento. Antes admitía debate, podía cambiar de idea según mi humor, o la que más recientemente hubiera visto… pero cuando vi “Batman Begins” lo tuve muy claro.
Su principal acierto es el tinte realista que impregna toda la cinta. No olvida nunca que es una película de acción y superhéroes, pero siempre intenta darle un cariz serio, real, casi creíble. La atmosfera oscura y una fotografía cuidada le aportan el toque de misterio y tensión. Un elenco de actores, todos ellos bien conocidos y respetados por sus trabajos anteriores, dotan de mayor credibilidad a cada personaje: Christian Bale, Gary Oldman, Morgan Freeman, Roger Hauer, Liam Neeson, Michael Caine… La trama, bien hilada y coherente. Una banda sonora absorbente que realza aún más la atmosfera oscura.
La modernización del Bat-movil, otro acierto que acerca el realismo a la fantasía del cómic
Personalmente, me encanta. Y no creo que haya sido un golpe de suerte: “El Caballero Oscuro” continúa la nueva saga de Batman a la perfección, mejorándolo si cabe. Pero de esta, ya os hablaré otro día.
votar