martes, 14 de junio de 2011

Terry Pratchett, el escritor del sombrero

No podía pasar en este blog sin hablar de Terry Pratchett, un autor que tiene el dudoso honor en el Reino Unido de ser el escritor cuyos libros más se roban en los grandes almacenes. Robos aparte, también es un Best-Seller por si mismo (después de J. K. Rowling, con su saga de Harry Potter, es el segundo autor de ficción con más ventas). Su obra más conocida es la serie de novelas de MundoDisco, una parodia de la literatura de espada y brujería, que realmente sirve al autor para parodiar nuestro mundo a través de la fantasía y el buen humor. Por que realmente, la esencia de Terry Pratchett es que es un gran observador de la conducta humana y sus contradicciones, y con un toque ácido e irónico, lo traslada a sus mundos de fantasía. Un hombre sabio, como dice una amiga mía.


Periodista de formación, es un prolífico autor, aunque durante mucho tiempo trabajó como agente de prensa. Este trabajo le llevó a trabajar como agente de prensa en una central nuclear, tras el cual llegó a declarar que estaría dispuesto a escribir sus memorias, si alguien estuviera dispuesto a creérselas. A saber lo que vio y vivió allí. En esa época (hablamos de 1981-3) escribió el primer libro de MundoDisco, que le daría fama internacional y la posibilidad de dedicarse en exclusiva a escribir.

Conocido como el hombre del sombrero, recibió la Orden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura, seguidos de una serie de premios y títulos de Doctor Honoris Causa variados. Actualmente sigue escribiendo, con la misma pluma ágil, crítica, divertida, y sobre todo, con ojo incisivo, a pesar de anunciar públicamente que sufre Alzheimer.

El mundo plano de MundoDisco, que reposa sobre cuatro elefantes que viajan a lomos de una tortuga intergaláctica...
la gran creación de Terry Prachett
Tras toda esta retahíla de datos biográficos extraídos y resumidos vilmente de la Wikipedia, y que podéis encontrar ampliada y mejor redactada con una simple búsqueda en Google, quiero compartir la fascinación que un servidor tiene por MundoDisco. Reconozco que los primeros libros de MundoDisco tienen cierta falta de fluidez en la narrativa, quizá por estar escritos en ratos libres, pero aún así, el humor que desborda en cada escena, cada comentario, denota a un observador muy inteligente que no se deja llevar por los tópicos, sino que les da la vuelta y resalta el absurdo que encierran. Una de mis escenas favoritas, que refleja perfectamente esta idea, es en la que Cohen el Bárbaro (evidente parodia de Conan), con 80 años y ya héroe legendario, se sienta con un clan de bárbaros de las praderas. Imitando la escena de la película de Arnold Schuarzhi... del Chuache, el jefe del clan pregunta a sus hijos qué es lo mejor de la vida, a lo que cada uno responde los topicazos (“sentir el viento en el pelo, el halcón en tu puño y la espada en la vaina”, “el lamento de tus enemigos, el llanto de sus mujeres”, etc...), hasta que le toca responder a Cohen. Cohen, el Bárbaro, el héroe legendario, que sigue en activo a sus 80 años, responde con calma: “buenos dientes, papel higiénico suave, y agua caliente”.

Como he comentado, el mundo de fantasía de MundoDisco solo sirve a Terry Pratchett para poner de manifiesto sus observaciones sobre nuestro propio mundo. No deja títere con cabeza: es capaz de poner en entredicho el poder político, el capitalismo, la industria del cine, la segregación racial, la guerra y sus motivaciones, el periodismo, las religiones… mientras simplemente se divierte con versiones distorsionadas de China, Australia, de las películas de vampiros o de Papa Noel. Libro tras libro, los personajes de Pratchett cobran vida y crecen, perfilados con habilidad y mucha inteligencia. Su calidad literaria crece con cada libro, y su lista de personajes es extensa. Protagonistas y secundarios dibujan un tapiz donde el absurdo y la realidad se mezclan con una facilidad inaudita. Fácil para alguien como Pratchett: no intenten hacer eso en su casa sin preparación o supervisión profesional.

Pero no solo de MundoDisco vive el hombre (seguramente Terry Pratchett si pueda vivir solo con las ganancias de la saga, pero no hablamos de eso). Entre la obra de este escritor encontramos unos cuantos títulos ajenos a MundoDisco que merecen una atención especial. Para empezar, su colaboración con Neil Gainman, “Buenos Presagios”, una inteligente narración sobre ángeles, demonios y el fin del mundo. Es curioso observar cuando se lee el libro que hay partes fácilmente reconocibles como de uno u otro autor, pero hay otras que no lo son tanto... hasta el punto en que ellos mismos reconocen no saber quien escribió determinados pasajes. Y la saga del Éxodo de los Gnomos, donde habla sin tapujos de temas como la religión, la identidad del grupo y la herencia cultural, disfrazándolo en la aventura de un grupo de Gnomos que buscan volver a su hogar.

Si hay alguien que no este familiarizado con su obra, y quiera adentrarse en ella, le mando mis recomendaciones para ir sobre seguro:
- El Color de la Magia y La Luz Fantástica: sí, de entrada, van dos. Los dos libros van unidos, y la historia queda inconclusa si solo lees el primero, y arranca de un punto extraño si coges el segundo. Son los dos primeros libros de MundoDisco, donde el inepto aprendiz de mago Rincewind pasa de aventura en aventura, sobreviviendo solo por su buena fortuna.
- Mort: La Muerte decide tomar un aprendiz. Todo va bien hasta que La Muerte decide tomarse un descanso y delegar su trabajo en el joven Mort.
- ¡Guardias! ¿Guardias?: Posiblemente uno de los más recomendados. La degradada guardia de la ciudad debe enfrentarse a un Dragón que asola la ciudad. En algunas ediciones, según la sinopsis de la solapa, también se enfrenta a un ejército de enanos. Tuve que leerme el libro dos veces para asegurarme de que no había ningún ejército de enanos.
- ¡Voto a Brios!: Un alegato antibelicista, inteligente, sensato y cabal.
- Buenos Presagios: Un ángel y un demonio deben unir sus fuerzas para evitar el Apocalipsis… casi nada.
- El Éxodo de los Gnomos: una trilogía (tranquilos, cada libro es cortito) que narra como una familia de Gnomos debe abandonar sus hogar en el campo y acaba en un centro comercial, donde una comunidad de Gnomos los acoge. Pronto descubren que esta comunidad vive aferrado a una religión que niega el mundo exterior al centro comercial, y que el relato de los recién llegados es tratado como herejía. Con humor, trata temas muy humanos, como la religión, la búsqueda de los orígenes, la herencia cultural…
- El Asombroso Mauricio y sus ratones amaestrados: Un gato manipulador y un grupo de ratones, que mágicamente han obtenido inteligencia y el don del habla, viajan por el MundoDisco ganándose la vida.

Y a partir de ahí, tenéis vía libre. Si os pica el gusanillo, tenéis una amplia bibliografía a vuestra disposición. Y si sois más vagos y no os apetece leer, no tenéis excusa, ya que se han realizado varias películas sobre sus novelas: El Color de la Magia y La Luz Fantástica (muy cuidada, con Jeremy Irons, Tim Curry y la voz de Christopher Lee), HogFather (Papa Puerco), Going Postal (Cartas en el asunto), Wyrd Sister (Brujerías, esta de animación) y Soul Music (también de animación).
No es de extrañar que a estas alturas los seguidores de Terry Pratchett sean legión. Yo, sin ser de los más fanáticos (he visto casos que me han asustado, de verdad), sigo visitando periódicamente las librerías para ampliar mi colección de libros de Pratchett. Y por ahora, este escritor no defrauda y ha sigue sacando libros como churros sin bajar la calidad. Por muchos años, espero.


PD. Esta misma mañana, según he terminado de escribir esta entrada, antes de subirla, me he encontrado con una noticia que me ha trastocado bastante: Terry Pratchett ha decidido iniciar los trámites legales para terminar su vida. Pensaba subir esta entrada más adelante, pero viendo la noticia, prefiero hacerlo hoy mismo. Hace un tiempo, nos sorprendió la noticia de su enfermedad, una variante del Alzheimer, que le habían diagnosticado. Durante este tiempo ha seguido trabajando y publicando libros. Entre sus últimos proyectos, la realización de una película sobre la eutanasia, “Eligiendo Morir”, sobre el suicidio asistido de Peter Smedley. Esta misma mañana nos sorprendió a todos al anunciar que había iniciado los trámites legales para su propia eutanasia. Lo único que le frenaba de firmar los papeles, según sus propias palabras, era “que tenía que acabar esta película (Eligiendo Morir), y que tenía que escribir otro jodido libro”. Al parecer, su enfermedad no le permite mantener la claridad de ideas que necesita para sus proyectos, y ha elegido buscar una muerte digna. Conmocionado, siento lastima por tener que decir adiós a un hombre sabio que tan buenos ratos me ha hecho pasar. Me gustaría ver y oír la conversación que tendrás cuando La Muerte, o quizá con Susan Sto Helit, pasen a recogerte. votar